Decidimos crear algo juntas, y después de muchos viajes al restaurante japonés que teníamos debajo de casa, dimos con la gran idea. La carta nos sirvió de inspiración para dar con el nombre de nuestra marca. ¿No os suena a nada el nombre de SOIA? Sí, proviene de la salsa de soja, pero no se lo cuentes a nadie…

Comparte este post
.